Es importante que tus niños no dejen su deporte favorito solo porque afuera hace mal tiempo. Nuestra idea es que estar en casa puede ser tan o más divertido que salir. Aquí, de la mano de Leroy Merlin, os dejamos una idea estupenda para que tu hijo sea el rey de la pista (y del campo de fútbol). Lo puedes instalar en su habitación o en su cuarto de jugar, ya que es posible hacerlo de las medidas que quieras y el espacio te permita. ¡No esperes más para ponerte manos a la obra!

1. Primero, corta con un cúter la superficie del campo de fútbol que
desees, de un rollo de césped artificial.

2. Una vez cortado el campo, con la ayuda de cinta de carrocero traza las líneas del campo de fútbol.

3. Después, rellena con un spray de pintura blanca apta para plásticos los huecos que quedan definidos por la cinta de carrocero.

4. A continuación, mide unos tubos de PVC y córtalos con un arco de sierra para hacer las porterías. No olvides los guantes y la mascarilla. Píntalas con pintura blanca de PVC.

5. Luego, mide las dimensiones de cada portería y corta la malla plástica para la red; cósela, enrollándola alrededor del PVC.

6. Finalmente, recuerda dejar un margen de al menos 30 cm para atarla después con cuerda trenzada de nylon.

Por último, solo te queda quitar la cinta de carrocero y colocar las porterías y… ¡empieza el partido!