Las herramientas necesitan también su sitio, el que puedes personalizar como quieras. Lo importante es que estén todas a mano, en un lugar seguro y te sea fácil acceder a ellas.

La mejor forma de tenerlas siempre a mano es disponerlas en un panel bien anclado a la pared, frente a ti y sobre tu mesa de trabajo. Para hacerlo solo requieres un panel perforado de metal o madera, donde meter ganchos, de diferentes tamaños de los cuales puedan colgar tus herramientas. Si la superficie del panel es lisa puedes ponerle clavos o escarpias. El de la foto es otra idea para que no quede ninguna duda de qué va en qué lugar.