Home Buenas ideas 3 claves para mantener tus instalaciones eléctricas en condiciones

3 claves para mantener tus instalaciones eléctricas en condiciones

by Aminie

Mira esta guía exprés para revisar y arreglar lo que requiera un cambio en todas tus conexiones eléctricas. Estas tres soluciones te permitirán despreocuparte y disfrutar tranquilamente de tu casa, utilizando la tecnología sin riesgos para la seguridad de tu hogar.

Cables que huelen a quemado

Cuando la instalación eléctrica de una casa es antigua, es normal que al encender las luces, transcurrido un tiempo, empiece a notarse un desagradable olor. Algunos lo describen como que huela a quemado mientras que a otros les recuerda el olor a pescado. Sea lo que fuere, sin duda, es una señal de que algo va mal. Antes de empezar, desconecta el interruptor general de corriente. Es importante cambiar los cables, enganchando los ya existentes a un pasacables, tirando de ellos y conectando el otro extremo del pasacables a los cables nuevos. Después basta con conectarlos a cajas de enchufe, tomas o dispositivos.

eléctricas

Nuevas conexiones eléctricas

Si necesitas conectar cables, no te recomendamos que recurras a la cinta aislante como se hacía hace algunos años. Lo suyo es hacerlo con regletas o clamas. Son muy fáciles de usar: se aflojan los tornillos, se meten los cables con el extremo pelado dentro del hueco y se vuelven a apretar. Hay regletas muy largas para facilitar muchas conexiones simultáneas, y, además, se pueden cortar y separar. Y, otro punto importante: son baratas.

¿Cómo hacer un alargador eléctrico?

eléctricas

Necesitarás los metros de cable de tres hilos que necesites, con fase, neutro y toma de tierra, una clavija y la base del enchufe. Mide y corta el cable con alicates de electricidad y pela uno de los extremos con un cúter o cuchilla hasta dejar visibles los tres hilos, cuidando de no romper su revestimiento (la cubierta de color). Con los alicates pelacables pela unos 8 mm en uno de los extremos. Ya los tienes listos para realizar la conexión, tanto la de la clavija como la de la base. Para la primera, abre la clavija (habitualmente se hace desenroscando un tornillo que aprisiona las dos partes de la carcasa o se extrae por el frente con un destornillador manual para electricidad). Desatornilla un poco los tornillos y mete cada uno de los cables. Las clavijas suelen tener uno reservado para la toma a tierra; los otros dos son indistintos. Vuelve a atornillar para que los cables queden bien fijos. Ahora, saca la clavija de la carcasa para poner los cables. Haz lo mismo con la carcasas de la base del enchufe. Quita el tornillo que la aprisiona y quita también la presilla. Pela las puntas de los cables por el otro extremo y retuerce los hilos, metiéndolos en los bornes, respetando el de toma de tierra. Atornilla y comprueba que no quedan sueltos. Una vez hayas terminado con estas minuciosas conexiones, ya puedes cerrar las carcasas de la clavija y de la base del enchufe. ¡Y ya cuentas con un alargador!

Si quieres saber más trucos, ideas y soluciones para revisar y renovar todas tus instalaciones eléctricas y también las de albañilería y fontanería, no te pierdas el número 300 de tu revista Brico. Para conseguirlo, llámanos al 916326251 o escríbenos a suscripciones@revistabrico.es

You may also like

error: Content is protected !!