Para contribuir a que los niños tengan sus juguetes, sin tóxicos y que sean fáciles de degradar, Dawanda nos enseña a hacer estos puzles tan divertidos. ¡¡Y fáciles de hacer!!

1. Reúne los materiales de tus puzle de madera: bloques de madera, cubos, pintura especial para madera, lija… Esto siempre es una buena práctica ya que te permitirá saber de antemano si tienes todo listo para empezar o si te falta algún material. Los cubos de madera los puedes pedir al corte en una ferretería.

 

2. Limpia el cubo de madera para quitarle el polvo y la suciedad que pueda tener. Esto es importante para que la pintura se adhiera perfectamente a la madera. Después líjalo, para redondear los bordes, suavizar sus cantos y quitar cualquier astilla.

 

 

 3. Elige las imágenes o palabras que quieres en tus cubos; no te olvides de hacer previamente el boceto en un papel.4. Una vez hecho lo anterior, pinta las imágenes dibujadas.
Hazlo pintando la mitad del dibujo en un cubo y la otra mitad en otro. Antes de pasar al siguiente lado del cubo, deja que se seque el primer dibujo por completo. Así no correrás peligro de mancharlo.

5. Barnízalo con un producto biodegradable, como el de aceite, que te enseñamos a hacer en la página anterior.